X

FORMULARIO DE DENUNCIAS

Si tienes alguna denuncia, llena el formulario y resolveremos el problema a la brevedad.

Enviar
  • Tips

    Proyectos
    tips

QUÉ ES UN CRÉDITO HIPOTECARIO?

Un crédito hipotecario es un préstamo a mediano o largo plazo que te permitirá acceder a la compra de tu propiedad pagando a través de cuotas mensuales de forma segura. Para solicitarlo, te recomendamos simular alternativas y elegir el mejor crédito hipotecario según los factores que inciden en su costo final: intereses, comisiones, costo de los seguros y gastos operacionales.

La entidad bancaria realizará el cálculo en base al valor de la propiedad, el monto a financiar, la tasa de interés, el plazo y los seguros involucrados. Los dividendos incluyen el pago de interés, amortización y seguros. Su forma de pago es a través de cuotas mensuales en UF, cuyo valor se define al momento de otorgar el crédito.

SOLICITAR UN CRÉDITO

La Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras de Chile (SBIF) recomienda algunos tips al contratar un crédito hipotecario.

- Asegúrate de disponer de los recursos necesarios para hacer frente a los compromisos adquiridos en las condiciones y plazos establecidos.

- Simula distintas alternativas de iguales características (plazo y monto).

- Lee detenidamente todas las cláusulas del contrato respectivo poniendo especial énfasis en los cobros por atrasos o no pago.

- No dejes de pagar cada dividendo mensual en forma oportuna.

- Verifica que tu contrato contenga los mismos términos pactados originalmente.

- Verifica las condiciones específicas para realizar un prepago.

- Recuerda que para cambiar tu crédito a otro banco debes tener cuidado con los plazos de los trámites para no pagar dobles dividendos.

- Recuerda que el Seguro de Sismo en los Créditos Hipotecarios es voluntario.

Requisitos:

- Tener una renta compatible con el dividendo que se va a pagar. El dividendo no debe ser superior al 25% de la renta líquida mensual del grupo familiar.
- Tener un nivel de endeudamiento compatible con el crédito que se solicita.
- Tener un comportamiento comercial intachable, tanto el solicitante como su grupo familiar.
- Tener edad y salud compatibles para la obtención de un seguro de desgravamen.
- Presentar un estado de situación debidamente respaldado con documentos

TIPOS DE FINANCIAMIENTO

Mutuos hipotecarios endosables

Se le denomina “endosable”, ya que una vez pagado, el vendedor puede ceder dicho mutuo a instituciones expresamente autorizadas por la ley. Estas son las compañías de seguros, los fondos de inversión inmobiliaria y las sociedades inmobiliarias. En el sistema de mutuos hipotecarios, el crédito solicitado por el cliente por lo general no puede sobrepasar el 80% del valor de la propiedad.

Mutuos hipotecarios no endosables

Se le denomina no endosable debido a que es otorgado con recursos propios de la institución financiera que otorga el crédito. Permite al deudor obtener una mayor flexibilidad en el producto financiero al cual accede, como, por ejemplo, tasa variable, tasa mixta, más del 80% del valor de la garantía, flexibilidad en el monto de los pagos, etc.

Letras hipotecarias

La letra hipotecaria es un instrumento que permite al banco tomar deuda a largo plazo para financiar la compra de viviendas. El banco asume una deuda ante los tenedores de la letra, son estos últimos lo que colocan el dinero a crédito, el cliente asume un compromiso con el banco y mediante esta modalidad se puede financiar hasta el 75% del valor de la propiedad.

Diferencias entre ellos

Mediante el sistema de mutuo hipotecario se asegura al adquiriente de una vivienda la recepción del 100% del crédito hipotecario pactado. La letra, en cambio, debe ser vendida en el mercado secundario pudiendo obtenerse más o menos del 100% de su valor.
Estas letras son compradas por inversionistas, que dependiendo de la institución emisora, el momento económico del país y otros elementos de análisis será comprada a un valor u otro. Algunas instituciones financieras garantizan la venta de las letras hipotecarias a un 100% pero esto dependerá exclusivamente de cada entidad.

SEGUROS OBLIGATORIOS 

Seguro de desgravamen:
Es un seguro de vida a las personas, es decir, una protección a los familiares del deudor hipotecario, ya que cubrirá el 100% del saldo insoluto de la deuda contraída, en caso de muerte del titular de la deuda.

Seguro de incendio:
Cubre los daños que pueda sufrir la vivienda a causa de un incendio. Este seguro cubre la garantía para el banco, es decir, el seguro paga el valor del saldo del crédito al banco, no cubriendo así al cliente con dinero para reparar la vivienda. Las políticas internas de cada banco y su cliente, determinan si hay alguna excepción en este punto. El monto asegurado corresponde al valor de reconstrucción de la vivienda, el que se determina según los metros cuadrados construidos.
Dependiendo del tipo de propiedad o bien raíz, se incluyen condiciones de coberturas adicionales como es el caso de los daños causados por sismos, lo que es optativo, de acuerdo a la normativa de la SBIF. Este seguro se adiciona al seguro de incendio.

Cabe señalar que los créditos hipotecarios con subsidio habitacional del Título I, será obligatorio el seguro de cesantía (trabajador dependiente) o de invalidez (trabajador independiente) para la adquisición de propiedades con valor superior a UF 1.000.

Los seguros tienen precios que varían dependiendo de los montos de cada crédito y del banco en que se tomen, pero siempre se calculan en relación al monto total de tu vivienda.